Empresarios, industriales y hasta funcionarios gubernamentales, entre “ladrones” de energía

Energía
Actualmente superan con creces el 30 por ciento.

Sólo en la zona norte se ha identificado que existen entre 30 y 40 empresas que deben una cantidad elevada por suministro de servicio a la estatal eléctrica.

         Hay algunos altos consumidores, cuyo nombre no fue revelado, que adeudan a la ENEE cerca de cien millones de lempiras por consumo de energía, se conoció en fuentes de la Comisión Interventora.

El 20 por ciento del universo de los abonados, que corresponden a los altos consumidores, son los responsables del robo de energía y deben ser identificados y castigados.

Tal es la exigencia de los dirigentes sindicales de la ENEE y de sectores mayoritarios afectados por la bancarrota de la institución. De conformidad con lo denunciado a través de HRN, los grandes empresarios, comerciantes, industriales y hasta funcionarios del Gobierno son culpables por “hurto” de energía.

Hay algunos altos consumidores, cuyo nombre no fue revelado, que adeudan a la ENEE cerca de cien millones de lempiras por consumo de energía, se conoció en fuentes de la Comisión Interventora.

Sólo en la zona norte se ha identificado que existen entre 30 y 40 empresas que deben una cantidad elevada por suministro de servicio a la estatal eléctrica.

Que se ponga alto al robo de energía, que se suspenda el servicio a quienes no pagan y que no se haga efectiva la deuda a los generadores que nunca han entregado la potencia negociada, han exigido los comerciantes e industriales de Cortés.

Justamente, una de las primeras acciones de la Comisión Interventora de la ENEE está dirigida a combatir el hurto de energía eléctrica y a reducir la mora.

Miembros de organismos de la sociedad civil se han mostrado de acuerdo con que la Comisión Interventora de la ENEE abra las puertas a la MACCIH y al Consejo Nacional Anticorrupción para que sean investigados los casos de podredumbre que han llevado a la ruina a dicha empresa.

Y un sector importante de los inversionistas del país se preguntan cuándo se procederá con toda dureza contra los responsables de haber llevado a la ENEE a acumular una deuda de 70 mil millones de lempiras.

Las autoridades del Poder Ejecutivo han señalado que el saneamiento de la entidad es una tarea compleja, en tanto que los interventores subrayaron que sus acciones se enfocarán en la recuperación financiera de la entidad, a través del combate al hurto y la reintegración de la mora que ronda los 9,000 millones de lempiras.

Se sabe que si fuese superado el desbalance financiero y el desequilibrio administrativo y de operatividad de la ENEE, la economía podría crecer a niveles entre seis y siete por ciento.

Hay quienes proyectan que las pérdidas técnicas y no técnicas de la empresa deben ser disminuidas en diez puntos en un año. Actualmente superan con creces el 30 por ciento.

Para los técnicos del Foro Social de la Deuda Externa (FOSDEH), es inaplazable que se haga resistencia a los intereses leoninos que han puesto en juego los generadores privados, así como reducir el costo del servicio.

¿Es la intervención de la ENEE la última oportunidad para salvar del completo descalabro a la institución?

Te podría interesar: Estos son los dos hondureños pedidos en extradición