El Salvador: Seguridad anuncia plan para intervenir zonas de pandillas

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, anunció que en las próximas semanas lanzarán un plan de seguridad para intervenir los territorios considerados de alto riesgo y dominados por las pandillas.

Rivas adelantó que el proyecto será presentado al presidente Nayib Bukele para su aprobación y que este hará público más detalles del plan que pretende reducir los niveles de violencia en las zonas.

“Estamos trabajando en un Plan de Intervención Policial donde vamos a comenzar a recuperar los núcleos poblacionales más densos del país. Ahora estamos reconstruyendo un puesto policial dañado por las pandillas, damos un mensajes a los grupos terroristas que nosotros como gobierno vamos a tomar el control de los territorios”, sentenció Rivas.

El funcionario sostuvo que en el referido plan también se buscará golpear y asfixiar financieramente a las pandillas.

Además se reforzará la presencia de la Fuerza Armada en los alrededores de las cárceles y se incrementará el número de requisas.

El ministro adelantó que los lugares donde se pretende ejercer el control son municipios de mayor comercio en el país.

Rivas dijo que se le apostará al uso de la tecnología en las cárceles para cortar toda comunicación y “para estar seguro el cien por ciento que no saldrá una llamada de las prisiones, ninguna orden y ninguna señal” para cometer delitos.

“Los cooperantes nos van a facilitar mucha tecnología, escáner y otros aparatos para mejorar el control en las cárceles y con las visitas. Centros Penales ya está al cien por ciento de su operatividad”, aseguró el ministro.

También mencionó que se incrementará la operatividad en las colonias y cantones más peligrosos con el apoyo de la Policía Rural, la cual van a fortalecer.

Asimismo, se hará una reutilización de las tanquetas de la Fuerza Armada que actualmente se encuentran en la ciudad sin tener una mayor operatividad.

“En esta semana el presidente Bukele hará dos anuncios importantes para la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil en el tema de seguridad. La oposición nos criticó que no teníamos un plan, pero tenemos 17 días de estar en el gobierno y este problema que ellos nos han heredado durante diez años”, afirmó Rivas.

Entregan puesto policial destruido por pandillas

Las declaraciones las ofreció el ministro durante la entrega del puesto policial del cantón Tres Ceibas, en Apopa, el cual fue destruido por pandilleros el viernes anterior.

Para la reconstrucción del puesto policial, las autoridades utilizaron a más de una treintena de reos que se encuentran en la fase de confianza del penal La Esperanza, conocido como Mariona. Entre ellos estaban maestros de obras, albañiles, carpinteros y obreros.

Junto a Rivas estuvo el director de la Policía, Mauricio Arriaza Chicas; y el director general de Centros Penales, Osiris Luna Meza, quienes recibieron el puesto policial reconstruido.

El director de la PNC expresó que junto a Centros Penales realizarán un proyecto de reconstrucción de las 19 delegaciones del país y los 253 puestos policiales.

Para el proyecto serán destinados decenas de reos en fase de confianza que está inscritos en el programa “Yo Cambio”, el cual es financiado por Estados Unidos.

Entre los locales a reparar están las casas que son alquiladas por la corporación policial en todo el país. Arriaza dijo que se hablará con los dueños de los inmuebles para llegar a un acuerdo.

El jefe policial reconoció que la seguridad en el puesto de Apopa falló y eso fue aprovechado por los pandilleros para robar y destruir los techos y paredes de la casa que funcionaba como puesto policial.

Para llegar ayer a ese puesto, las autoridades montaron seis retenes con presencia policial.
Sin embargo, los pobladores alertan a los visitantes que el lugar está atestado por pandilleros que tienen más de diez años de operar en la zona.

El viernes pasado, los mareros se equivocaron de casa y también destruyeron una vivienda que estaba situada frente al puesto policial de Tres Ceibas, pensando que esa era la casa donde dormían los policías. El Savador.Com