El Salvador: Nuevo gobierno inicia con 60 % del presupuesto

El inicio de la gestión del presidente de la república, Nayib Bukele, ha traído cambios significativos en algunas carteras de Estado, la eliminación de algunas secretarías y la creación de dos ministerios (Vivienda y Desarrollo Local) los cuales deberán iniciar con presupuesto proveniente de otras instituciones.

En su artículo 13, la Ley General del Presupuesto 2019 establece que “al 31 de mayo de 2019 la ejecución del gasto corriente institucional no deberá ser superior al 40 %, en armonía con lo establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal”, lo que se traduce en que instituciones como Presidencia recibirán, al menos, un disponible cercano a los $63 millones para los próximos siete meses, de los $104.9 millones asignados en el presupuesto 2019 y que significa, además, que en los primeros meses el dinero es limitado.

Al nuevo gobierno también le corresponde dar continuidad a algunos proyectos de infraestructura en ejecución y que, en algunos casos, son a largo plazo.

La semana pasada, el expresidente Salvador Sánchez Cerén aseguró que su gobierno dejó en marcha 142 proyectos de obras de infraestructura por un monto de $677 millones, además de 129 carpetas de proyectos que no han iniciado, cuyo monto suma $211.5 millones.

Entre esto se encuentra la continuidad de los trabajos de ampliación a cuatro carriles de la carretera del Litoral, en el tramo Comalapa-Zacatecoluca, la cual se realiza con fondos del FOMILENIO II y tendrá una inversión de $67.2 millones, más $3.9 millones en costo de supervisión.

También está en ejecución los trabajos de mitigación en la autopista Los Chorros, además de terminar la gestión para echar a andar el Programa Integral de Salud II, el cual cuenta con un préstamo aprobado por la Asamblea Legislativa de $170 millones por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que incluye la construcción de un nuevo Hospital Nacional Rosales, un hospital en Nejapa y unidades de salud y de apoyo a otros hospitales.

Empero, uno de los retos a enfrentar, según dijo la canciller Alexandra Hill, es poder ejecutar de una manera más eficiente los fondos provenientes de cooperación internacional, los cuales ella ha dicho solo se aprovecharon en un 15 %.

En un sentido similar se expresó FUSADES, en su quinta edición del informe “El Salvador. Año político”, en el que dice que el nuevo gobierno debe revertir los índices bajos de inversión pública, los cuales en el periodo pasado no superaron el 64 % en promedio. Prensa Gráfica