El Salvador: Cierre de maquila deja más de 1,200 desempleados

El Salvador.com: La fábrica Brooklyn, ubicada en la zona franca de San Marcos, cerró luego de 28 años de operaciones enfocadas en el mercado de EE.UU.

Una fábrica de prendas de vestir, ubicada en la zona franca de San Marcos, cerró ayer luego de 28 años de operaciones y sin avisar con anticipación a sus empleados, que llegaron a sus puestos de trabajo, temprano en la mañana, pero no pudieron ni ingresar a este recinto industrial al sur del gran San Salvador.

La empresa es Brooklyn Manufactura, especializada en la producción de camisetas para el mercado estadounidense y que según sus empleados no notificó sobre el cierre, aunque consideraron que una de las razones es que desde hace siete meses, con el cambio de administración, se deterioró la relación con los trabajadores y la producción decreció, afectando los ingresos y las ventas de la maquila.

María González, representante de uno de los cinco sindicatos de la maquila, confirmó que son 1,249 personas las que han perdido su empleo y que la mayoría son mujeres, incluso embarazadas y otras que estaban a punto de lograr la jubilación o que tienen enfermedades crónicas.

“Lo duro de todo esto es que no nos notificaron, toda la gente venía temprano a trabajar y nos encontramos con los portones cerrados, lo difícil no solo será conseguir otro empleo sino la lucha para que todos nuestros compañeros reciban su indemnización y prestaciones de ley, la empresa antes era estable pero luego de que llegó un nuevo gerente y administrador todo se vino abajo”, afirmó González, que llevaba casi 12 años en la empresa.

Por su parte Pedro Cañas, miembro de otro sindicato de la empresa, explicó que cuando hubo cambio de administración quitaron beneficios argumentando problemas económicos y de producción, por lo que el consideró que la maquila “pudo quebrar” por un mal manejo de las ventas y de la producción en los últimos meses. “Nosotros creímos en la administración, nosotros buscábamos mejorar las condiciones pero creemos que acá hubo un mal manejo de todo y los más afectados somos nosotros, acá hay gente que trabaja desde hace más de 20 años y que hoy recibe esta mala noticia que afectará nuestra estabilidad y nuestros ingresos”, afirmó Cañas.

La mayoría de personas que trabajaban en esta maquila viajaban desde cantones y caseríos de municipios de La Paz o de colonias de Apopa, Soyapango, Ilopango y Ciudad Delgado, según los sindicalistas.

Al mediodía de ayer hubo una reunión en la zona franca entre los sindicalistas, el ministerio de Trabajo, la Procuraduría de Derechos Humanos y representantes de la empresa y se acordó que a partir del lunes iniciará el proceso para el pago de indemnizaciones y que se buscará colocar a los empleados en puestos similares en otras maquilas del mismo parque industrial o de otros del país.

Se buscó la versión de los representantes y administradores de la maquila pero afirmaron que no estaban autorizados a dar declaraciones a los medios de comunicación.
En horas de la tarde incluso llegó la ministra de Trabajo, Sandra Guevara, quien aseguró que velarán por el pago de las indemnizaciones.