¡El coronavirus también acecha a Honduras!

Coronavirus
Foto / CNN en España.

En América se da seguimiento a diagnósticos positivos en Estados Unidos, México y Brasil.

         En Centroamérica, Guatemala y Nicaragua ya activaron sus precauciones de salud para estar al tanto de la nueve peste y de sus repercusiones.

         En Honduras no ha habido una reacción epidemiológica          suficientemente articulada para responder a eventuales diagnósticos positivos.

         Los médicos y científicos han reconocido que todavía están en la curva de aprendizaje. Lo que es seguro es que la enfermedad  continuará desarrollándose.

¡Lo que faltaba! El coronavirus se ha expandido y ya está cerca de Honduras.

México reportó dos casos de contagio, uno de ellos ya fue descartado y el otro fue documentado en Tamaulipas para darle seguimiento epidemiológico, informaron fuentes del gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En Colombia, las autoridades desmintieron una especie que se hizo circular sobre un cuadro que se habría detectado en las últimas horas y en Brasil, se informó acerca de un posible diagnóstico.

El martes, Estados Unidos confirmó el primer expediente del temido coronavirus que se ha originado en China, donde ha ocasionado 17 muertes y amenaza con crear toda una catástrofe sanitaria.

Nota relacionada: Lo que debes saber del coronavirus

La situación es grave. El comité de emergencia convocado por la Organización Mundial de la Salud se ha reunido para definir las medidas a tomar sobre el nuevo virus que se ha expandido a otros países.

En Centroamérica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua ya activaron sus precauciones de salud para estar al tanto de la nueve peste y de sus repercusiones.

Un comunicado emitido por El Salvador, señala que se han incrementado las medidas en todos los puntos fronterizos para detectar personas que podrían ingresar en el vecino país bajo sospechas de contagio.

Guatemala ha reforzado las medidas de vigilancia epidemiológica y el Ministerio de Salud de Nicaragua anunció que ha adoptado la disposición de activar los protocolos sanitarios correspondientes.

Pese al riesgo alto que y a la emergencia que genera la propagación del virus, en Honduras no ha habido una reacción epidemiológica suficientemente articulada para responder a eventuales diagnósticos positivos.

Los síntomas que han sido anotados para la neumonía de Wuhan, provocada por el nuevo coronavirus, son fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos episodios, de dificultad para respirar.

No es mucho lo que se sabe de la enfermedad. Aunque hay evidencias de una transmisión por la vía respiratoria, no existe claridad de cómo evitar el contagio.

Los médicos y científicos han reconocido que todavía están en la curva de aprendizaje. Lo que es seguro es que la enfermedad continuará desarrollándose.

La Organización Mundial de la Salud ha alertado que el virus ya ha cambiado desde las primeras etapas de detección y podría continuar mutando, lo que conlleva el riesgo de una mayor propagación.

En lo que a Honduras compete, el país es uno de los más frágiles ante las pestes. Sólo las últimas seis epidemias de dengue han causado cerca de 300 muertes, sin contar con los decesos relacionados con el zika, chikungunya, influenza y una rara enfermedad llamada “láfora” que cobró la vida de varias personas hace dos años.

Históricamente, la gestión administrativa de Salud no ha puesto en marcha un programa de respuesta rápida ante las emergencias. ¡Una apatía casi suicida!