El avión más grande del mundo acaba de volar por primera vez

Tras años de desarrollo en el desierto al norte de Los Ángeles, un gigantesco megajet con seis motores y la envergadura de un campo de fútbol americano voló este sábado por la mañana por primera vez.

Stratolaunch Systems, la compañía fundada en 2011 por Paul Allen, el fallecido cofundador de Microsoft, realizó el primer vuelo de prueba del avión más grande del mundo.

El ancho del avión es de 117,3 metros, más ancho que cualquier avión del planeta. De punta a cola, mide 72,5 metros. Pesa cerca de 226.780 kilos. Es tan grande que tiene dos cabinas, una en cada fuselaje (pero solo una se usa para volar el avión).

“Es el avión más grande del mundo. Es tan grande que parece que no puede ser capaz de volar” dijo a CNN Jack Beyer, un fotógrafo aeroespacial y de lanzamiento para NASASpaceFlight.com.

Para que sea fuerte y liviano, Stratolaunch está hecho principalmente de material de fibra de carbono en lugar de aluminio. Para ahorrar dinero en el diseño de nuevos motores y trenes de aterrizaje, el jet funciona con seis motores Pratt & Whitney, que fueron diseñados originalmente para Boeing 747. Su tren de aterrizaje, que incluye unas 28 ruedas, también fue diseñado por primera vez para los 747.

Poner pequeños satélites en el espacio a través de aviones también promete ser más barato que los lanzamientos de cohetes tradicionales porque elimina la necesidad de plataformas de lanzamiento y todo el equipo costoso y la infraestructura que rodea un lanzamiento de cohetes tradicional.

Otros beneficios: el mal tiempo no será tan problemático. Las tormentas pueden demorar el lanzamiento de un cohete tradicional, pero un avión simplemente podría despegar y volar sobre el mal tiempo (o alrededor de él) y luego lanzar el satélite.

Los lanzamientos podrían darse con mayor frecuencia y dentro de un marco de tiempo más rápido. No habrá que esperar más a que se abra un espacio en una nave espacial que despegó de una plataforma de lanzamiento terrestre tradicional.