Economía hondureña tiene crecimiento vegetativo, pero presupuesto se ha incrementado en 115 por ciento

En la última década, la economía ha mostrado un crecimiento vegetativo. Entre 2010 y 2019, el Producto Interno Bruto (PIB), apenas se ha movido entre 3.7 y 4.1 por ciento.

Se interpreta, entonces, que en diez años Honduras no ha podido alcanzar un crecimiento económico más allá del seis por ciento que es el nivel que tendría que sostener, a efecto de incidir en los indicadores sociales.

Según reportes del Banco Central y del Consejo de Estudios Económicos para América Latina y el Caribe (CEPAL), el PIB del país tuvo una evolución de 3,7 por ciento en 2010 y mostró un crecimiento de 3.8 por ciento en 2011.

Se elevó en 4.1 por ciento en 2012, se desplomó a 2.8 por ciento en 2013; la economía tuvo una raquítica subida de 3.1 por ciento en 2014; y mostró un pobre desarrollo de 3.6 por ciento en 2015 y 2016.

En 2017, la economía hondureña creció en 4.8 por ciento, el más alto alcanzado en la última década, y el año pasado el PIB nada más progresó en 3.7 por ciento, más o menos la escala proyectada para 2019 y 2020.

Hay un enorme abismo entre el comportamiento vegetativo del PIB y el crecimiento del Presupuesto de la República. En el mismo lapso marcado desde 2010, el plan de gastos del país ha mostrado un aumento de por lo menos 115 por ciento.

Para ilustrar esta conclusión, se tiene que en 2010, el presupuesto aprobado ascendió a 122,000 millones; en 2011, ascendió hasta 133,000 millones, y en 2012, escaló a 145,000 millones.

Para 2013, el Poder Ejecutivo remitió al Congreso Nacional para su aprobación un proyecto estimado en 165,500 millones de lempiras; en tanto que en 2014, esta cantidad fue hasta 183,700 millones.

Con el propósito de cubrir el ejercicio fiscal de 2015, fue puesto en vigencia un presupuesto de 185,600 millones de lempiras; en 2016, la partida global sumó 206,000 millones de lempiras; en 2017, fue cifrado en 228,000 millones; en 2018, se fijó en 243,000 y para este año, está vigente un plan de 261,000 millones de lempiras.