Diego Costa acepta un delito fiscal de 1,1 millones de euros

Los hechos se remontan a 2014, cuando el hispano-brasileño firmó un contrato con Adidas por valor de 800.000 euros. Entonces, fichó por el Chelsea, pero vivió en Madrid durante medio año antes de formalizar del todo su mudanza a la ciudad de Londres.

En ese periodo, el futbolista no declaró correctamente el dinero que ganó, pues lo hizo como residente fiscal en Inglaterra cuando vivía en España, comitiendo así una infracción que el Fisco español denunció ante la Agencia Tributaria. Así lo explica el diario ‘El Mundo’.

Eso sí, el futbolista se ha mostrado colaborativo y ha reconocido su error. Ya ha reintegrado los 1,1 millones de euros que adeudaba, pero se enfrenta además a una multa de 600.000 euros que no afectará mucho a su economía personal.

Tal y como añade la fuente anteriormente mencionada, Costa pretende que el Atlético le ayude a pagar la multa. Ya se le facilitó un adelanto de su sueldo para poder asumirla y, en el caso de que brinde un buen rendimiento esta campaña, le darán más amparo.