Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

La fecha fue elegida para conmemorar el primer congreso en el que se reunieron más de 400 mujeres latinoamericanas y del Caribe, en 1992 en la República Dominicana. En ese congreso se trataron temas relacionados con el sexismo, discriminación racial, pobreza, migración y violencia.

En este encuentro surgió la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora, un espacio para luchar por la dignidad y los derechos de las mujeres de color en su calidad de ciudadanas plenas.

Este día tiene la finalidad de celebrar, conmemorar y fortalecer la lucha contra el racismo, buscando eliminar los prejuicios, la discriminación social, permitiendo el reconocimiento pleno de los logros, valores, cultura y nutrida sabiduría de las mujeres afrodescendientes en la sociedad.

En la actualidad aún persisten prácticas discriminatorias hacia estas mujeres, miradas que las estigmatizan. El estereotipo más común es el de la mujer hipersexualizada, a la que se ve como un objeto de deseo sin voluntad propia que la denigra y la hace mucho más vulnerable. Solo en América Latina y El Caribe hay alrededor de 200 millones de personas afrodescendientes: un 30% de la población. Y aún se enfrentan a formas múltiples de discriminación y racismo, sobre todo las mujeres.

Algunos objetivos de esta fecha son los siguientes:

-Enfrentar el racismo y el sexismo que aboca a las mujeres afro a situaciones de pobreza y marginalidad.

-Combatir los estereotipos y los prejuicios que pesan sobre las mujeres de color.

-Promover la participación de las mujeres afrodescendientes en la vida pública y en la toma de decisiones en distintos ámbitos de la comunidad.

-Demandar a los países el impulso de políticas a favor de la integración de este colectivo. La Verdad de Tamaulipas.