Dennis Berrios: “No me he muerto de hambre por dedicarme al arte. Hasta gordito estoy”

Hombre sostiene la bandera de Honduras
Dennis Berrios. festejó la culminación de un mural en México con una foto mostrando la bandera de Honduras.

Con su característica sencillez, Dennis Berrios, bien podría denominarse como “un artista de barrio” y no en tono despectivo. sino de exaltación a su legado cultural.

Este joven de apariencia rebelde, con 16 años de carrera, saltó a la “fama”, en el 2003 cuando comenzó a plasmar murales en las paredes de las colonias Villa Unión, Flor Número Uno y Campo Cielo.

En esos sectores que recorrió durante su infancia, tiñó de colores las paredes grises, que en muchas ocasiones se pintan de rojo sangre tras actos violentos. “Allí comenzamos un voluntariado, ahora ya no trabajamos de gratis hacemos murales pagados con canjes en otras zonas. Aceptamos pinturas, casas y carros”, bromeó.

A través de su “Arte de Barrio”, Dennis logró que estudiantes, niños, maestros, jóvenes y adultos descubrieran que los residuos de plástico, como tapones de botellas, se pueden reutilizar para crear obras únicas.

Hoy en día, Arte de Barrio ha heredado una galería abierta a públicos de todas las edades en diferentes municipios del país.

“Arte de Barrio nace por esa necesidad de ver a los jóvenes haciendo algo productivo en su comunidad, desde el año 2010. Dentro del proyecto hay gente que le gusta otro tipo de arte como la danza y el teatro, tratamos de integrarlos y que ellos desarrollen sus talentos”, destacó.

Durante su visita a Radio HRN, el artista plástico, envió un mensaje de aliento a los jóvenes que desean dedicarse a las artes.

Puro optimismo

Para Dennis no existen los límites, “mi deseo y meta es representar mis cinco estrellas en todo el mundo y sus alrededores, ya llevo ocho países gracias al arte, he estado allí. Creo en mí, todo lo que yo desee se va a cumplir. Estoy seguro que lo voy a lograr”.

Ser aguerrido le ha valido para granjearse un puesto en la escena artística, le anteceden 25 exposiciones colectivas, 15 individuales y seis premios a nivel nacional e internacional.

La obra El Duende, de la reciente colección “Cuentos y Leyendas” del artista Dennis Berrios.

Durante una amena conversación para el programa Dale Play nos narró los vicisitudes que tuvo que pasar durante su ascenso.

“Mi primera exposición individual en el extranjero, fue en 2007 en El Salvador, me fui a la Casa de la Cultura de los Planes de Renderos, pinté como loco 22 piezas. El día de la exposición cayó una tormenta y llegó muy poca gente. Me mantuve optimista y pensé: ‘ es difícil pero sí se puede’ “.

La tormenta pasó y ahora Dennis recibe a decenas de seguidores en su Galería ubicada en el pintoresco municipio de Valle de Ángeles. Recientemente regresó de representar a Honduras en México.

Allí en Ecatzingo, Ciudad de México, dejó su huella con murales en mosaico que son su firma registrada. “Terminé la gira y fue algo muy intenso, tuve tres exposiciones, visitamos varios pueblos, fue increíble… visitar un pueblito donde hay 200 galerías de arte”.

Su próximo destino: Estados Unidos, una muestra que del arte se puede vivir como él mismo afirma.

“Cuando uno quiere estudiar arte le dicen: te vas a morir de hambre estudia otra cosa. Hice lo que yo quise, ya son 16 años de trabajar en lo que me gusta, no he tenido ningún jefe y como les digo: hasta gordito estoy, no me he muerto de hambre”.