Darwin Mendoza, un discípulo de Sami Kafati que aspira pulir el estilo del maestro del cine nacional

Foto de Darwin Mendoza, cineasta hondureño
Darwin Mendoza tiene un máster en Artes Visuales.

Grandes personalidades del país, cuyos nombres resuenan en el mundo del arte a nivel internacional, pasan desapercibidas en la sociedad nacional.

Sus proyectos trascienden fronteras, su carrera es elogiada y valorada en tierras extranjeras y pese a sus múltiples ocupaciones realizan labor social.

Así podemos describir la vida y obra de Darwin Mendoza, un artista plástico, documentalista, cineasta, curador de arte y voluntario de Empower Honduras.

Las Cuatro Tablas, Historias de Fiscales, Taller de Máscaras y su más reciente proyecto la película “Indómita Salvaje” se caracterizan por un sello de calidad que según él nos confió en una entrevista para el programa Dale Play de HRN, nace como una inspiración de Sami Kafati, el pionero del cine hondureño.

Influencia

“Sami Kafati es nuestra escuela no lo conocí personalmente y me siento un discípulo de él, porque siento como que hasta me habla y me regaña cuando siento que las cosas no las estoy haciendo al nivel que él quisiera, porque era muy exigente consigo mismo y creo que ese es uno de los ejemplos que nos ha dado”, manifestó.

Niño con navaja
Una imagen de los inicios de Darwin Mendoza en el cine como actor.

A juicio de Mendoza el trabajo de Kafati como “Mi Amigo Ángel” y “No hay tierra sin dueño”, reflejan nuestra realidad social.

” No Hay Tierra sin dueño que es la piedra fundamental del cine hondureño, y habla de esa realidad social que es necesario no solo verla sino tenerla presente y de sentirnos responsables de eso que está ocurriendo precisamente para cambiar el chip y hacer algo por mejorar nuestro mundo”, afirmó.

Sobre hasta donde habría llegado el legado de Sami Kafati con la tecnología actual dijo que seguramente estaría al nivel de Guillermo del Toro, el director mexicano ganador del Oscar.

“Todas esas grandes mentes que en realidad son no solo muy inteligentes sino muy sensibles y que saben utilizar toda la riqueza de recursos y encausarlos para proyectos que realmente merecen la pena, que transcienden y no se quedan solo en el mero entretenimiento”, reflexionó.

Indómita Salvaje

Sobre su más reciente proyecto la película “Indómita Salvaje”, nos anticipó que el título alude al ser humano, pues nadie puede predecir qué es lo que hará en un momento dado.

“Hay tantas conexiones emocionales y neuronales que te harán hacer algo indómito. Los dos protagonistas de la cinta son la muerte y la ciudad, desde diferentes perspectivas, hemos creado un guion que se puede ver la muerte desde diferentes ángulos”, relató.

Actualmente, Mendoza representa a Honduras como juez en el Festival Internacional de Cine Ìcaro y a inicios de 2019 representó al país en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Foto del cineasta hondureño Darwin Mendoza
El cineasta representó a Honduras durante el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Para conocer más de esta propuesta de cine nacional bajo la dirección de los hondureños Darwin Mendoza, Gerardo Reyes, Alcides Rodríguez y Marlón Herrera le invitamos a escuchar el Podcast del programa Dale Play que aparece al inicio de esta nota.