Dando autógrafos y posando para selfies: así llegó Silvio Berlusconi al Parlamento Europeo

Silvio Berlusconi, tres veces primer ministro de Italia, volvió a la política el martes luego de que la justicia italiana le levantara la inhabilitación para ejercer un cargo público. A pesar de las acusaciones por las que fue condenado -fraude fiscal, abuso de poder e incitación a la prostitución de menores- fue recibido en el Parlamento Europeo como una estrella.

Con 82 años de edad, el italiano firmó autógrafos y se sacó fotos con las eurodiputados, en el edificio del Parlamento en Bruselas, Bélgica. Entre los 751 eurodiputados, es reconocido por ser el más veterano de todos y su larga trayectoria.

En la sesión inaugural de la Eurocámara le dieron un caluroso recibimiento no solo los miembros de su partido, también los integrantes de formaciones rivales, en especial los de la extrema derecha. La acción es poco usual en el recinto.

Silvio Berlusconi también es empresario y fue dueño del equipo de fútbol Milán (Foto: Reuters)
Silvio Berlusconi también es empresario y fue dueño del equipo de fútbol Milán (Foto: Reuters)

Vox Hermann Tertsch, sentado a la izquierda de Berlusconi, tomó su celular para sacarse una selfie con el ex primer ministro. Cada vez que se dejaba retratar, sonreía mostrando la dentadura.

Diversos eurodiputados se acercaron para tomarse fotos con el italiano, incluso firmó un autógrafo en una playera del equipo de fútbol Milán para Gianantonio DA RE, ciudad donde nació Berlusconi y equipo del que fue dueño por 30 años.

Después de tanta atención para sus colegas, Berlusconi terminó agotado. Se tomó una siesta sentado en el escaño 106.

En mayo de 2018, Berlusconi anunció que contendría para un lugar en el Parlamento Europeo, luego de que la justicia italiana le levantara la inhabilitación para ejercer un cargo público (Foto: AP)
En mayo de 2018, Berlusconi anunció que contendría para un lugar en el Parlamento Europeo, luego de que la justicia italiana le levantara la inhabilitación para ejercer un cargo público (Foto: AP)

Cuando estaba en su segundo periodo como primer ministro de Italia, compareció en la Eurocámara en 2003 y durante su discurso llamó “turistas de la democracia” a un grupo de eurodiputados. Lo paradójico es que 16 años después acabó siendo uno de ellos, dormido en su escaño.

En junio de 2013 fue hallado culpable y condenado a siete años de prisión e inahibilitación perpetua para ejercer cargos público por el caso Ruby.

El proceso duró dos años, en los cuales se le juzgó por pagar para tener relaciones sexuales con la joven marroquí Karima El Marough, conocida como Ruby, que en ese momento era menor de 18 años.

En agosto de ese mismo año también fue condenado a cuatro años  de prisión por fraude fiscal, pero se le perdonaron tres. La justicia italiana le levantó la inhabilitación en mayo del 2018 y Berlusconi no tardó en postularse para las elecciones del Parlamento Europeo. Infobae