Cristiano marcaba la diferencia en el Madrid


Real Madrid sigue viviendo un via crucis y espera rearmarse de cara al próximo curso. Dichas mejoras deberán llegar, pero en una por encima del resto: el gol. Las distancias con el Barça, son sonrojantes: el equipo culé lleva 79 goles en 30 jornadas y el Madrid, 53; son 26 menos.

Y casi todos esos goles que el Madrid ha dejado de marcar los llevó Cristiano a Turín. Esa carencia de goles queda reflejeda en partidos perdidos. Los blancos sumaron su derrota 15 de la temporada: nueve en LaLiga, tres en Champions, dos en Copa y una en Supercopa de Europa.

También en la proliferación de derrotas en el calendario blanco es notoria la ausencia de Cristiano: en los nueve años que jugó en el Madrid, el equipo blanco promedió 7,1 derrotas por temporada; llegó a perder sólo cinco partidos en tres campañas y el récord negativo estuvo en 11.

El objetivo del técnico francés ahora es culminar la temporada liguera del modo más honroso posible y minimizar distancias, pero el camino que lleva el Madrid es más bien el contrario: con 57 puntos, tiene al Barcelona a 13. La mayor distancia al final de una Liga con el eterno rival fue de 17.