Crisis en Nicaragua, a un año del inicio de las protestas: "Ortega solo va a ceder cuando la presión nacional e internacional lo pongan en una situación extrema"

ABBC. Nicaragua ya no genera titulares, pero que la situación en el país centroamericano está lejos de haber regresado a la normalidad luego de la ola de protestas que estalló hace exactamente un año lo demuestra el hecho de que su periodista más prestigioso ahora trata de explicarla desde el exilio.

Carlos Fernando Chamorro, ganador del prestigioso premio Maria Moors Cabot y del premio a la libertad de expresión en Iberoamérica, se instaló en Costa Rica en enero luego de que las instalaciones de los medios que dirige fueran ocupadas por la policía nicaragüense.

El gobierno del presidente Daniel Ortega ha acusado en numerosas ocasiones al comunicador de de ser un agente de Washington y de estar detrás de lo que el mandatario ha denunciado como un intento de golpe de Estado organizado desde la capital estadounidense.

Pero Chamorro describe el estallido de abril de 2018 como el inicio de una rebelión cívica espontánea y explica su salida como una consecuencia del hostigamiento al que han sido sometidos todos los críticos del gobierno, incluidas organizaciones de derechos humanos y prensa independiente.

Policías llegan a una concentración en conmemoración del primer aniversario de la protesta.
Image captionLa policía nicaragüense prohibió la celebración de marchas en conmemoración del primer aniversario de la protesta.

La situación -que ha dejado al menos 320 muertos, centenares de prisioneros, decenas de miles de exiliados y millonarias pérdidas económicas en el segundo país más pobre del continente americano- estalló después de que el 18 de abril de 2018 un grupo de simpatizantes del gobierno atacaran una pequeña protesta de un grupo de pensionados.