Crece la alarma por el brote de casos de enfermedades de transmisión vectorial.

Autoridades de la Secretaría de Salud han reiterado a la población que es indispensable que sean observadas medidas de prevención encaminadas a destruir los criaderos de zancudos, manejo de recipientes con agua, campañas de fumigación y otras disposiciones relacionadas.

De acuerdo con datos proporcionados por la Dirección de Salud de Cortés, los cuadros de dengue mostraron una leve disminución en la última semana, aunque es un nivel alto de incidencia en comparación con años anteriores.

El desinterés por la eliminación de los criaderos de zancudos  trae consecuencias graves para toda la población hondureña, debido a que el vector  se reproduce con facilidad.

El mosquito puede causar ausentismo escolar, laboral y en un caso más grave hasta la muerte si el dengue no es tratado como se debería.

Es de mencionar que el año anterior  se registraron 9,114 casos de dengue acumuladas, los cuadros más altos se han registrado en Cortés y Yoro.