“Corrupción sobre ruedas” drenó más de L 11 millones

La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) presentó este martes una nueva línea de investigación denominada “Corrupción sobre ruedas” que se desprendió del famoso “Caso Pandora”.

La vocera interina de la institución, Ana María Calderón, dio a conocer a los medios de comunicación que varios funcionarios del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (BANADESA) drenaron alrededor de 11,401,151 lempiras provenientes de la cuenta del “Bono 10 mil”.

“El día de ayer se han presentado dos requerimientos fiscales en el caso que hemos llamado “Corrupción sobre ruedas”. El requerimiento penal fue presentado ayer por la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y la Corrupción (UFECIC) del Ministerio Público (MP) quien en colaboración activa con la MACCIH presentaron una acusación penal ante el Juzgado de Letras del circuito anticorrupción del Poder Judicial”.

La funcionaria mencionó que el requerimiento fiscal significó siete meses de investigación, la producción de más de 100 elementos de prueba; y que solamente el informe preliminar de la auditoría forense contiene más de 500 páginas.

“El primer acusado, Juan Ramón Maradiaga Franco en su condición de gerente administrativo de Banadesa, por delito de abuso de autoridad, por 17 delitos de fraude y por 39 delitos de uso de documentos públicos falsos”.

“Siguiente acusado David Eduardo Ortíz Handal, en su condición de gerente financiero de Banadesa, por el delito de fraude; 17 delitos de fraude, 39 delitos de uso de documentos falsos; también ha sido incluida en la acusación Elmer Jeovany Ordoñez Espinal como autor de 17 delitos de fraude; Carlos Josué Romero Puerto, autor de 17 delitos de fraude; Carol Vanessa Alvarado Izaguirre, como cómplice necesaria de 18 delitos de fraude; Claudia Yamila Noriega Gonzáles, como cómplice necesaria de 17 delitos de fraude; y finalmente Harvin Sedulfo Herrera Carballo, en su calidad de gerente administrativo de Casa Presidencial como el responsable del delito de abuso de autoridad”.

Calderón afirmó que las dos féminas que se mencionaron como cómplices necesarias no participaron como funcionarias, sino como particulares que participaron con funcionarios para drenar los fondos del Estado.

Modos Operandi

“El primer medio que se utilizó es Banco Nacional de Desarrollo Agrícola, el proyecto Bono 10 mil (…) para estos hechos se utilizó una empresa de fachada; la empresa de Servicios e Inversiones (AID) que fue creada por las cómplices necesarias: Carol Banessa Alvarado y Claudia Yamila Noriega para el manejo de fondos que estaban destinados finalmente, de acuerdo a las investigaciones realizadas por parte de los equipos integrados para el financiamiento de campañas políticas y también para fines personales.”

“El monto que se utilizó entre el 4 de julio de 2013 al 19 de mayo de 2014 consistió en 11,401,151 aproximadamente”.

Según las investigaciones los fondos se gastaron en 104 débitos, de los cuales no quisieron ahondar por ser muy extensa. Al finalizar el periodo antes mencionado la cuenta en la que estaban los fondos quedó en cero.

Para ello se utilizó el arrendamiento de vehículos. El esquema consistió en hacer contratos simulados para el arrendamiento de vehículos blindados que supuestamente transportaría a los funcionarios del banco para la entrega de los fondos; pero las investigaciones arrojaron que dichos automóviles fueron utilizados para trasladar a personas para la campaña política. El pago del alquiler se hizo con cheques no negociables que oscilaron a 4 millones 154 mil 20 lempiras.

El resto de los fondos se drenaron mediante otros esquemas, de los que se pueden mencionar la compra de 700 mil 500 sandwiches, con un costo de L 862,500.00 que habrían sido utilizados el 27 de enero de 2014 en el Estadio Nacional.

La vocera de la MACCIH mencionó que el pagó fue autorizado por Carol Vanessa sin haber cumplido con los requisitos para ser administradora de Casa Presidencial, haciéndose los giros a través de la empresa AID.

“Entre el 30 de octubre al 13 de diciembre de 2013 el Congreso Nacional (CN) emitió tres cheques que fueron depositados a la cuenta de la empresa AID. Estos ascendieron a una cantidad total de 706,320 lempiras que supuestamente eran para pagar servicios de publicidad, propaganda institucional y otros eventos especiales del Congreso; sin embargo hasta la fecha no se tiene documentos que acrediten que hayan sido utilizados en esta publicidad oficial”.

La misma investigación señala que la empresa ya mencionada recibió un cheque de L 700,000.00 para el hospedaje de miembros de un partido político que asistieron a un evento denominado “Todos por una vida mejor”, que se realizó en Comayagua.