Continúa investigación sobre asesinato de tres personas por conflicto familiar en Lempira

La sangre se ha derramado en la aldea Buena Vista, en Candelaria, Lempira.

Tres personas murieron en un hecho violento que es atribuido a problemas de convivencia familiar, de acuerdo con un informe emitido por la Unidad Departamental de la Policía.

Las víctimas, María Maximina del Cid Flores y su esposo Margarito Sorto Corea, se encontraban en su casa, cuando el hermano de uno de ellos, identificado como Lorenzo Flores, ingresó de repente y, sin mediar palabra, los asesinó con arma blanca, tipo machete.

Flores corrió la misma suerte trágica de la pareja a la que segó la vida, ya que los familiares de María Maximina y Margarito le dieron persecución y acabaron con su existencia.

Los vecinos testimoniaron que el hechor presentaba problemas mentales, situación ésta a la que se suma su condición de consumidor de drogas.

La Policía Nacional realiza un operativo en ese sector para dar captura de los responsables de haberse tomado la justicia por sus propias manos y remitirlos a la Fiscalía.