Con segunda vuelta electoral Guatemala le dirá adiós al mandato de Jimmy Morales y a la CICIG

Este domingo los guatemaltecos desarrollan una segunda vuelta electoral para escoger al sucesor del presidente Jimmy Morales, quien dejará el poder el 14 de enero del 2020, en medio de la polémica tras la inminente salida de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Más de ocho millones de votantes a nivel nacional y un total de 75 mil votantes de cinco municipios elegirán al presidente y las autoridades de sus corporaciones municipales ya que en la primera vuelta se suspendió el proceso debido a disturbios en los centros de votación de Iztapa, Escuintla; San Antonio Ilotenango, Quiché; San Jorge, Zacapa; Tajumulco y Esquipulas Palo Gordo, en San Marcos.

El Tribunal Supremo Electoral, del hermano país informó que tienen inscritos a 65 mil 416 votantes en estos municipios para emitir el voto en 178 mesas de votaciones habilitadas.

La polémica parece ser la premisa de este proceso pues anoche el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Julio Solórzano,condenó la campaña negra que hay en las redes sociales contra los candidatos a la presidencia Sandra Torres y Alejandro Giammattei, al indicar que estos procedimiento deberían ser desechados, porque solo tienden a perjudicar al proceso electoral.

La despedida de Jimmy Morales

La radiografía del mandato del presidente saliente Jimmy Morales, no es la mejor. Morales ganó las elecciones de 2015 tras un movimiento social sin precedentes que reclamaba cambios profundos en el país, al presentarse como un personaje al margen de la política tradicional.

Su administración concluye marcada por varios escándalos uno de los más notorios, el provocado cuando se negó a renovar la permanencia de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala.

El organismo, auspiciado por Naciones Unidas, en sus 11 años de existencia cooperó con el Ministerio Público para desactivar algunas de las mayores redes corruptas del país.

Pero no es todo. Varios familiares del presidente fueron acusados de participar en un presunto fraude con recursos públicos.

Eso hizo a muchos poner el grito en el cielo en un país en el que los niveles de marginación se mantienen sin cambios. Según la Organización de Naciones Unidas (ONU) el 60% de los guatemaltecos vive en pobreza.

Y al mismo tiempo en el último año aumentó el número de ciudadanos que abandonaron el país. Con datos de la BBC y Prensa Libre