Comisionado de DDHH destaca apertura al diálogo entre Gobierno y sectores salud y educación

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera Cáceres, alabó la voluntad política y la apertura del presidente Juan Orlando Hernández y los gremios para acordar el diálogo para construir nuevos sistemas de la salud y educación con la participación de diversos sectores de la sociedad.

Herrera Cáceres se refirió al tema en la comparecencia de prensa efectuada el domingo en Casa de Gobierno, donde se anunció el Acuerdo Marco por la Salud y Educación Pública y de Calidad en Honduras, del cual también fue firmante.

“Se ha atendido uno de los problemas que ha venido afectando más seriamente los derechos humanos y libertades fundamentales de todos y cada uno de los habitantes, a consecuencia de esta crisis en los sectores de salud y educación”, dijo.

Refirió también que la solución “no podía postergarse y por ello se ha trabajado desde que estalló la protesta social, que como ejercicio de un derecho humano demanda la respuesta del Estado”.

La mejor respuesta

Herrera Cáceres afirmó que “la mejor respuesta, y completa, es asegurando la participación de la ciudadanía, a fin de demostrar que el proceso de democratización es un proceso en curso y efectivo como se ha venido haciendo ahora”.

Dijo que se reconocía y agradecía a la vez la apertura y la voluntad política del presidente Hernández y su Consejo de Ministros, reflejadas ante las instancias del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, que también refleja las instancias y expectativas de diversos sectores de la población, que demandaban a su Gobierno poner punto final a aquello que se consideraba un aspecto de desconfianza en el inicio de un diálogo”.

Señaló que el obstáculo motivado por temas históricos de desconfianza, que es necesario ir disminuyendo y atenuando con un acercamiento mayor entre el Estado y la sociedad, “lo constituían esos PCM, que era la semilla de una discordia que ha sido eliminada para unirse en el plano de la acción solidaria y por la transformación de Honduras, en materia de salud y educación”.