Opciones planteadas para salir al frente de crisis por agua

Sobre la mesa están planteadas al menos cinco opciones para sortear la calamitosa situación desprendida de la falta de agua y de las escasas fuentes de suministro en la capital.

Las autoridades de la Alcaldía del Distrito Central se han comprometido a darle agilidad a la ejecución de proyectos de suministro de agua, con el fin de responder a la crisis derivada de la deficitaria disponibilidad del vital líquido.

Crisis ante la falta de agua en Honduras

De acuerdo con informaciones ofrecidas por los funcionarios edilicios del Distrito Central, dentro de dos meses se abrirá la fase de presentación de ofertas para la puesta en operación de una micro-represa en el sector de El Hatillo.

Te puede interesar: Calamidad

Y en marzo de 2020 está previsto que entre en funcionamiento el embalse llamado San José, al tiempo que se contempla avanzar en los estudios comparativos de los viejos proyectos de construcción de las represas del Río del Hombre y Guacerique.

“Río del Hombre” fue engavetado desde hace tres años y Guacerique permanece olvidado desde hace más de 20 años; es decir, dos décadas enteras.

En Tegucigalpa los racionamientos de agua se han agudizado.

Otra de las iniciativas corresponde a la represa sobre el río Ojojona, cuya viabilidad es analizada desde hace tres años. En 2016, el gobierno local manifestó que el informe completo estaría concluido en el breve plazo.

El abastecimiento de agua ha tenido que ser racionado, a causa de la crítica disponibilidad. Todas las esperanzas están puestas en que el patrón de lluvias sea bondadoso en los meses de septiembre y octubre, de manera que los embalses recuperen su nivel.

También lee: Por falta de lluvias, otros sectores de la economía en riesgo

La lectura actual de la represa La Concepción es de 20 por ciento que equivale a 7.11 millones de metros cúbicos, mientras que Los Laureles alcanza apenas 3.59 metros cúbicos, el 34 por ciento de su nivel máximo.

Represa Los Laureles. Foto: La Prensa

El problema de abastecimiento de agua es serio en una ciudad, donde se concentra casi el 20 por ciento de la población nacional y donde la demanda de suministro va en aumento sostenido.