Cafú, presa de las deudas

Muchos son los deportistas que pierden su patrimonio ganado durante su carrera deportiva por culpa de malas inversiones y Cafú es uno de ellos. Uno de los mejores laterales que ha dado Brasil está viviendo uno de sus peores momentos por culpa de las deudas contraídas con la empresa de representación de deportistas que fundó al retirarse junto a su esposa.

La agencia Capi-Penta International Player debe préstamos que van desde los 260.000 euros hasta los 1,4 millones de euros y por eso el Tribunal de Justicia de Sao Paulo le ha incautado cinco inmuebles que eran propiedad de Cafú y de su esposa Regina. “Es un problema particular mío. Puedo dar todo para pagar las deudas”, explica el exfutbolista.

Cafú ha perdido cinco propiedades, pero el fisco brasileño le ha bloqueado otras 15 hasta que resuelva el litigio. El brasileño tiene en posesión unos 32 inmuebles de su etapa de futbolista. Son apartamentos que van desde los 55 metros hasta fincas con más de 38.000 metros cuadrados.

Cafú sigue respirando fútbol en su día a día y recientemente ha sido uno de los miembros del Comité Organizador de la Copa América celebrada en Brasil y hace días fue anunciado también como embajador de Brasil en el Comité Organizador del Mundial de Qatar.