Cada 24 horas un hondureño se quita la vida

Entre 300 y 400 casos de suicidios se registran anualmente a nivel nacional, donde el 70 por ciento se presenta en el género masculino y un 20 por ciento en mujeres, sin embargo existe un repunte en  adolescentes del 10 por ciento.

El Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol) registra de enero hasta el 15 de abril del presente año un total de 131 casos de suicidio en Honduras, la mayoría de las personas que se suicidaron son hombres siendo un total de 105 y 26 mujeres, en edades de entre 18 y 39 años.

Según datos en poder de “La Voz de Honduras”, la población que toma la fatal decisión comprende las edades de 15 y  35 años.

Los indicadores revelan que la principal causa del problema es el desempleo

Las zonas donde se registra un incremento son los departamentos de mayor densidad poblacional como San Pedro Sula,  Distrito Central y municipios en todo el territorio nacional que enfrentan mayor conflicto social.

Los dados recopilados por esta casa de radio, indican que existe  la zona Sur del país en los últimos meses varias personas se han quitado la vida.

Sin embargo, últimos acontecimientos se han registrado de forma proporcional en la capital hondureña, donde  menores de edad han recurrido a tomar la fatal decisión.

Foro: El Progreso de Lujo

Las personas que generalmente se quitan la vida,  son las que tienen perfiles depresivos debido al entorno donde se mueven; entre ellos, estudiantes, desempleados y trabajadores sin estabilidad económica, como labradores, agricultores, comerciantes, albañiles, pintores de casas o vehículos.

Además de cobradores de buses, zapateros, taxistas, carpinteros, barberos, oficinistas, fotógrafos, personal de atención al cliente, entre otros que laboran a medio tiempo, por horas o por obra.

Los indicadores revelan que la principal causa del problema es el desempleo, una de las dificultades donde la mayoría de los hondureños enfrentan a diario.

Otra de los orígenes  comunes para tomar  la decisión del suicidio son los problemas de pareja, cuando se afronta una ruptura matrimonial, noviazgo y hasta de amistades.

El más reciente caso es el de un estudiante de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), tomó la determinación de suicidarse a inmediaciones de la residencial El Trapiche en la ciudad capital.

Joven universitario se quita la vida en El Trapiche, Tegucigalpa.

Porque su novia no quiso continuar con la relación. Unos minutos antes el joven le había pedido a su enamorada que no lo dejará, propuesta que fue rechazada lo que resultó en la tragedia. El Joven fue identificado como Flanklin Rodríguez García.

Mientras que en el caso de niños y  adolescentes,  estos pueden estar  afrontando problemas Psicológicos,  al ser  regañados por  algún maestro y posteriormente recriminados pos sus padres.

 Estos al verse acorralados y sentirse que (No sirven para nada), se quitan la vida.

Este fenómeno también se produce como respuesta a abusos sexuales y problemas intrafamiliares que sufren con mayor frecuencia los menores de edad.

Abusos sexuales, es una de las principales causas donde adolescentes se quitan la vida.

Los materiales  más utilizados en este tipo de casos son sogas, cordones de zapatos, telas, fajas, cadenas y, sobretodo, productos  tóxicos como son las pastillas de curar frijol y pesticidas.

Además, las víctimas suelen manipular las armas de fuego y armas blancas como cuchillos, navajas y machetes en ultima instancias.

En Honduras las autoridades correspondientes han pedido que se establezcan controles sobre los productos agroquímicos, debido a que su acceso  es  fácil de obtener.

Según cifras procesadas por La Voz de Honduras existe un aumento en los últimos años por lo que se estima que cada 24 horas se suicida un hondureño en el país.

Por otro lado, expedientes investigativos de la Policía Nacional y del Ministerio Público señalan que  más de 984 suicidios se han registrado en Honduras en los últimos cuatro años.

Las cifras se mantienen en aumento, ya que muchos casos están pendientes de verificación y pruebas  científicas en el Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses.