‘Barry’ se degrada a tormenta tropical con peligrosas marejadas

Barry tocó tierra  con fuerza de huracán el sábado en Louisiana donde inició a perder fuerza para convertirse nuevamente en tormenta tropical, pero aún amenaza con aguaceros y marejadas a millones de personas.

Horas antes de tocar tierra, las fuertes lluvias y las rachas de viento que acompañan a Barry -el primer huracán de la temporada- causaron apagones en la costa de Estados Unidos en el Golfo de México.

Según informó el Centro Nacional de Huracanes peligrosas marejadas de tormenta, así como de lluvias y vientos fuertes continúan vigentes.

Los expertos calculan que los peores daños ocurrirán en Louisiana y en partes de Mississippi, y que unos 3 millones de habitantes se verán afectados por las lluvias y los vientos del meteoro.

El director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham, dijo que Barry había acumulado “una gran cantidad de humedad” y que se esperaba que trajera lluvia sobre el área durante todo el fin de semana.

Las autoridades emitieron una alerta de huracán para la zona comprendida entre Intracoastal City y Grand Isle.

Las autoridades de Morgan City, al oeste de Nueva Orleans, ordenaron un toque de queda hasta las 6 de la mañana, pues se esperaba que el vórtice toque tierra allí o en los alrededores.

Al amanecer del sábado, más de 45 mil personas en el sur de Louisiana se encontraban sin electricidad.