Bale saldría del Madrid

Real Madrid tiene claro que Gareth Bale no tiene sitio en el nuevo proyecto de Zidane. El galés es suplente y los pitos que recibió en el duelo ante el Athletic dejaron más a las claras que la afición está de lado del entrenador y no del jugador, al que ya ven fuera del equipo.

Las probables llegadas de Hazard y Rodrygo, sumada a la irrupción de Vinicius y la apuesta de Zidane por Asensio, le cierran las opciones de poder jugar. Por otro lado, su desgano hace que los seguidores del club no dudan en pitarle cada vez que sale al campo.

El problema es el sueldo del galés, percibe unos 17 millones por temporada. Un salario que pocos clubes pueden acometer, ni siquiera en la Premier, debido a que su historial de lesiones y su poco margen de rendimiento, no se ve como una operación rentable a corto plazo.

Real Madrid intentará sacar lo máximo por el jugador. Sin embargo, tal y como está el mercado actual, tampoco aceptará ofertas por menos de 80 millones de euros. Sea como fuere lo cierto es que el tiempo del galés parece estar por terminar en la entidad ibérica.