Argentina derrota a USA 114-75 y se mete en la final de los Panamericanos

Los estadounidenses, siempre favoritos, y que en esta ocasión participan en los Panamericanos con un equipo formado por estudiantes, recibieron de primera mano una lección de cómo se ataca, cómo se defiende, cómo se presiona y cómo se rompe la moral de un equipo por parte de unos hombres moralmente liderados por Luis Scola. De hecho, a los argentinos les sobró un tiempo. Al intermedio se llegó con un 61-36 en el marcador que lo explicaba casi todo.

Argentina siempre fue, no uno, sino dos o tres pasos por delante, y los defensores estadounidenses se la pasaron persiguiendo sombras y cayendo en trampas tendidas tanto por Facundo Campazzo como por Nicolás Laprovittola, una pesadilla para los bases rivales.

A favor de los jóvenes norteamericanos hay que decir que mantuvieron siempre el espíritu competitivo, siguieron corriendo, y tirando lo que pudieron tirar, ayudando al espectáculo.