Luego del anuncio que trascendió en las últimas horas por parte del ex presidente de la República, Manuel Zelaya Rosales, donde declaró al partido Libertad y Refundación en insurrección popular, retirándose de las comisiones y protestando enérgicamente en todas las sesiones del Poder Legislativo hasta que se cumpla con la Constitución, que manda la creación del Consejo Nacional Electoral y el Tribunal de Justicia Electoral y el nombramiento de representantes incluidos el Registro Nacional de las Personas.


El presidente del Congreso Nacional (CN), Mauricio Oliva, llamó a la reflexión y ver las cosas de forma objetiva.

Explicó que lo que se propone al hacer el marco jurídico para crear las reformas electorales necesarias, y las normativas que las regirán es realizar una Ley lo más influyente, transparente y moderna, que permita llegar a procesos electorales que dejen alto grado de satisfacción en el pueblo hondureño.


Externó que la Ley incluye los mecanismos de selección de quienes integraran los organismos de Justicia Electoral.


“Siempre ha sido aspiración de todas las fuerzas políticas, presentar un mecanismo de elección que permita establecer la idoneidad de las personas para ocupar el cargo”, dijo.


El Congresista señaló que de no hacer bien las cosas se someterán a las personas a un escrutinio cruel, únicamente por no tener la objetividad de hacerlo de forma adecuada.


“Me llama la atención que han iniciado una campaña de confrontación, y no van al Congreso y se van directamente a los medios nacionales e internacionales”, subrayó.


Oliva hizo énfasis en que deben actuar de manera objetiva, responsable y respetuosa, hasta con las personas que proponen, porque son personas dignas.