Estoy preso desde hace 9 años, no soy pandillero, no maté, no viole… 
Después imagine lo que quiera. ¿Que si he aprendido? Aprendí a ser responsable y a aceptar que hice mal, no tengo ninguna excusa. No le lloro a nadie tampoco vivo de culpas, solo vivo el día a día muy agradecido por aún seguir respirando y mientras tanto, aprendiendo y enfocado hacia el futuro. Tropecé, caí y tengo que continuar…

Esa es la biografía de facebook de Jem-K, un preso hondureño que bajo ese seudónimo se ha hecho famoso en las redes sociales al subir fotografías, videos y parodias de sus días en la prisión desde las redes sociales.

Y aunque se desconoce el nombre del centro penitenciario donde se encuentra recluido, Jem-K asegura que su participación en redes sociales se debe a que pertenece a una especie de programa de reinserción penitenciario que permite, a los presos a los que les queda poco para salir, empezar a tener “contacto con la sociedad.

En su canal de Youtube Jemk Un preso de la vida real tiene 485 mil suscriptores, en instagram acumula 37 mil seguidores y en facebook tiene 336 mil seguidores.

Según Jem-K su objetivo es mostrar al mundo la realidad de una prisión desde dentro y las horribles consecuencias que tiene el estar encerrado durante años por cometer un delito, para que la gente recapacite antes de cometer cualquier locura.

El contenido de las publicaciones incluye selfies en solitario o junto a sus compañeros de prisión, capturas de las video conferencias que sostiene con sus familiares y videos de las actividades cotidianas en la prisión.