PSG tiene puesta su mirada en tres jugadores muy cuestionados en el equipo blanco: Toni Kroos, Isco y Gareth Bale. El club francés iniciará un profundo cambio en la plantilla tras el chasco de esta temporada e intentará pescar en Madrid este verano.

El regreso de Zinedine Zidane al banquillo de Chamartín ha puesto en el escaparate a muchos futbolistas que hasta hace no mucho eran intocables en el Real Madrid. El galés no es convocado y tanto Isco como Kroos no han aprovechado las oportunidades otorgadas por el técnico.

los perfiles de estos futbolistas, que tocaron la gloria con el equipo blanco, son analizados minuciosamente en la cúpula del club parisino, que ante la oportunidad que se les presenta, ven como una gran idea relanzar nuevas ilusiones a través de los jugadores antes mencionado.

La llegada de Bale, Isco y Kroos, iría de la mano con las ventas de Edinson Cavaniy Julien Draxler: futbolistas que el club pretende vender para recuperar dinero. De concretarse estas incorporaciones sería un golpe en el panorama futbolístico y en la estrategia comercial del club galo.