Este mes la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), presentó un informe que demuestra una reducción de un 47% de los ecosistemas naturales y que alrededor de un millón de especies animales y vegetales se encuentran peligro de extinción y muchas podrían desaparecer en tan solo décadas.

El estudio denominado Evaluación Global de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre la Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), es el marco de referencia del Primer Encuentro Centroamericano de Reservas de Biosfera que se desarrolla esta semana en Copán Ruinas.

Grupos artísticos nacionales dieron la bienvenida a los representantes de las delegaciones.

El objetivo del encuentro es impulsar el intercambio de experiencias y el establecimiento de alianzas a nivel regional para el desarrollo y conservación de las reservas de biosfera.

En Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá hay 15 Reservas de Biosfera, incluyendo Trifinio-Fraternidad; la cual es una reserva transfronteriza, compartida por El Salvador, Honduras y Guatemala, por lo cual se establecerá un sistema de protección regional.

La Reserva de la Biosfera Transfronteriza Trifinio Fraternidad fue declarada como Reserva de Biosfera en junio 2011 por el Programa El Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO.

La extensión total Trinacional es 148.50 km2, de los cuales el 14.8%  corresponde a Guatemala; 72.75%  a El Salvador y 12.4%  a Honduras.

Los ecosistemas predominantes son el bosque nuboso, bosque seco subtropical estacionario, bosque de pino-roble  y el humedal Complejo Lagunar Güija, éste último declarado como Sitio de Importancia Internacional RAMSAR, refugio para 47 especies de flora y fauna amenazadas a nivel mundial.

Esfuerzos

Otro de los acuerdos que se esperan establecer durante el encuentro son mecanismos de protección de biosferas que tomen en consideración los derechos de los pueblos indígenas, los objetivos de desarrollo sostenible y la vulnerabilidad al cambio climático de cada nación.

Con el conversatorio se espera delimitar una ruta la cooperación técnica que permita impulsar el intercambio de experiencias y el establecimiento de alianzas a nivel regional en proyectos como la gobernanza de los Comités MAB para la implementación del Programa el Hombre y la Biosfera (MAB, por sus siglas en inglés).

Este jueves concluye el encuentro con la presentación de un documento que incorpore las lecciones, experiencias y propuestas y discutidas que serán incorporadas al fortalecimiento de la red regional IberoMAB (Red de Comités MAB y Reservas de Biosfera de Iberoamérica y el Caribe).

Las autoridades de la Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+) y el Instituto de Conservación Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF), representan a Honduras durante el evento.