Tras acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la titular del Servicio de Administración de Rentas (FMI), Miriam Guzmán,  anunció que ya es hora de revisar las exoneraciones fiscales, con el fin de verificar el buen uso del beneficio otorgado equivalente a 39 mil millones de lempiras.

Mediante un análisis se ha detectado inicialmente que hay empresas que gozan de la exoneración que no están generando oportunidades de empleo, en esa razón esta contemplado en la ley que los negocios que no estén produciendo los objetivos para lo que fueron creadas deben ser canceladas, pormenorizó.

Seguidamente aseguró que los 283 productos que componen la canasta básica seguirán exonerados de impuestos por ser considerado como “algo sagrado” además es una petición explicita del mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández.

De realizarse una revisión en las exoneraciones implementadas se hará en el Impuesto Sobre la Renta, señaló la funcionario del ente tributario.

Aclaró que la sostenibilidad de la movilización de recaudación es por la vía de la rendición de las exoneraciones, la cual es la más alta de la región con un indice un 7 por ciento del Producto Interno Bruto de Honduras, que está orientado al beneficio fiscal.

Finalmente dijo que el acuerdo con el FMI no tiene contemplado más impuestos o incremento en tasas impositivas.