Este jueves los parlamentarios del Partido Nacional (PN) y del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) protagonizaron en el Congreso Nacional (CN) un disturbio.

Golpes, insultos, y pancartas fueron algunos de los insumos que predominaron en la sesión, durante la cual se aprobaron la Ley de Reestructuración y Transformación de la Secretaría de Estado en el Despacho de Salud y de la Secretaría de Estado en el Despacho de Educación.

Al filo de las discusiones los diputados nacionalistas solo esperaron a que todos los artículos de las leyes fueran aprobados para abandonar el hemiciclo.

A pesar de esto, varios políticos decidieron seguir con el debate desde la comodidad de sus hogares y escribiendo mensajes de texto desde sus celulares.