Son 60 kilómetros entre tierra firme y el paraíso terrenal, los que separan a la hermosa y paradisíaca isla de Guanaja de la primer ciudad en la que Cristobal Colón puso pie en las Indias: Trujillo.

Conocida también como la “La Venecia de Honduras”, Guanaja es un paraíso terrenal de arena blanca, aguas cristalinas y pinares que hacen un bello contraste entro la playa y el bosque, perfecto para que el turista incursione entre el caribe y el boscaje de estas Honduras.

Mar y tierra

La topografía de Guanaja ayuda a que los visitantes vivan una aventura inolvidable debido a que el 80% del territorio de la isla es montañoso, lo que sirve como barrera natural, haciendo que la mayoría de las playas del territorio sean vírgenes.

Entre las playas que destacan para visitar se pueden mencionar:

West End: Su principal característica es la poca o nula presencia humana. Los que la visiten podrán disfrutar de la frondosa vegetación compuesta por pinos y árboles frutales en donde el agua cristalina hace el lugar idóneo para bucear o pescar.

Dina Beach: Perfecta para hacer snorkel, las aguas de Dina Beach incentivan al turista a zambullirse a lo profundo para visitar la hermosa barrera de coral que engalana los fondos del caribe hondureño.

Lover Beach: Alternativa 100% positiva si vas con tu pareja y quieres pasar tiempo a solas.

Plan Grande: Si después de visitar la barrera de coral quieres revivir tu pasión cultural, el sitio arqueológico Plan Grande te hará conocer una historia de Honduras jamas contada en los libros de historia; pues según historiadores la tribu Pech habitó la zona hace cientos de años.

Plan Grande se encuentra en una gran planicie que sorprende a propios y extraños, por su característica de valle aluvial atravesado por varios riachuelos. Allí podrás encontrar piedras con inscripciones petroglificas de mucha importancia arqueológica e histórica para la isla de Guanaja.

Green Island

El 25 de febrero de 2015 se declaró mediante acuerdo a Guanaja como “Green Island”, el acuerdo prohíbe la captura y retención de cualquier especie de animal o planta, y la extracción de materiales naturales como arena, piedras, roca, conchas o coral muerto, dentro de estas zonas por tiempo indefinido.

Igualmente, no se podrán utilizar métodos de pesca extractivos incluyendo línea de mano, redes nasas, arpones, o cualquier otro arte de pesca.

Entre otras de las acciones que han convertido a Guanaja como una isla verde resalta la de eliminar por completo el uso de bolsas plásticas.