Por falta de claridad un proceso de licitación quedó en stand-by, según el vice ministro de la Secretaría de Energía, Leonardo Deras.

“Tenemos varios proyectos que están en ejecución es decir la inversión no se ha detenido y lo que se ha detenido para un tema de reorganización las licitaciones de nuevos bloques de adquisición  de energía, en función que nos estamos quedando deficitarios”.

En reglón seguido mencionó que es una responsabilidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE)  adquirir durante un espacio previo de dos años toda la energía que se necesitará.

Recordó que estaba planteada una licitación de 240 megavatios debido a que falta mayor claridad en la base de licitación para poder definir el modelo financiero que va a pagar la inversión.

Una vez resultó el impase se volverá el proceso de licitación porque para el año 2023 se necesitarán 350 megavatios más.

Hasta el momento solo un proceso de licitación quedó en standby y algunos fueron detenidos por temas de carácter ambiental  y se tendrá que decidir a nivel de toda la sociedad si conviene o no conviene continuar con los mismos  en esos lugares.

Existe un plan desde la implementación de la nueva ley de la Industria Eléctrica, lo que ha venido a definir que se necesita un bloque de apoyo fuerte para tomar decisiones de alto nivel que implica grandes inversiones, concluyó.