AP/MH : “Rayando el sol” tiene muchos significados para Maná: fue una canción que los salvó de separarse hace casi 30 años cuando nadie confiaba en ellos, es el nombre de su próxima gira por Estados Unidos, y ahora también es el primer sencillo de un proyecto de duetos que tienen en mente.

La banda mexicana de rock lanzó el viernes una versión del clásico de la mano de Pablo Alborán, con un respectivo video que los muestra paseando, comiendo y cantando juntos en Madrid. La colaboración surgió el año pasado, cuando Maná fue homenajeado en Las Vegas como Persona del Año previo a los Latin Grammy por artistas como Enrique Bunbury, Ara Malikian, Draco Rosa, Pepe Aguilar y Catalina García de Monsieur Periné.

“Hubo cosas muy buenas con diferentes canciones de nosotros. Ellos las escogieron, ellos las versionaron. Nos preguntaron si nosotros queríamos meter mano y dijimos no, no, esto tiene que fluir libremente de acuerdo al cantante o al artista que escogió esto”, recordó el vocalista Fher Olvera sobre la celebración en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press.

Esa noche Alborán cantó “Rayando el sol” acompañado por un piano y esto les encantó.

“Incluso el texto de la canción se torna con otro simbolismo, con otro significado”, dijo Fher. “Es algo curioso, pero así de extraño es el arte”.

Contó que en cuanto le propusieron grabar el dueto el astro malagueño accedió, y que esto les ha animado a hacer más colaboraciones.

“Así serán los demás duetos que se den naturales. La compañía de discos no nos pone a nadie ni impone nada; nosotros hemos tenido libertad artística en toda nuestra carrera”, dijo.

Agregó que Alborán, quien lo invitó a cantar con él “Rayando el sol” en un concierto de Miami, “es una persona con una humildad y una perspectiva del arte y de la música muy interesante, que es justo lo que queremos ese tipo de gente en los proyectos, que tenga esencia, filo, rollo”.

El video de la nueva versión, dirigido por Pablo Croce, lo grabaron a comienzos de año en pleno invierno madrileño un día que extrañamente salió el sol. Utilizaron bares, cafés, calles y el escenario de un club nocturno como locaciones. En el club cabían unas 50 personas y con ellos crearon una especie de concierto íntimo en el que los fans lucen muy animados.

“Rayando el sol” se concibió hace casi 30 años en el barrio de la Roma en la Ciudad de México. “Ahí nos dormíamos en el tapete de un consultorio médico, los cojines de los sillones los bajábamos. Andábamos en el metro como los de a pie y de ahí arrancamos”, dijo Fher.

Les habían rechazado “Perdido en un barco” en varias compañías discográficas, así que pensaron escribir una balada. Fher y el baterista de Maná Alex González tomaron dos guitarras  y comenzaron a grabar en un cassette. 

“Nos quedamos un ratote trabajando sobre una baladita… Sonaba bonito ya desde el principio. Dije ‘esto tiene algo’”, recordó. “Fue una canción que nos rescató porque llevábamos mucho tiempo tratando de colocar algo de Maná, conseguir una disquera, no podíamos. Alex ya se iba a ir a Miami porque ya no había esperanza. ‘Rayando el sol’ nos ha salvado… de que la banda se desbaratara”.

Al final “Rayando el sol” fue uno de los sencillos de su álbum de 1990 “Falta amor” junto con “Perdido en un barco”, y hasta la fecha es uno de los éxitos más populares de la banda.

Maná, que completan el guitarrista Sergio Vallín y el bajista Juan Calleros, comenzará la gira “Rayando el sol” el 4 de septiembre en Corpus Christi, Texas, y dará 20 conciertos en ciudades que incluyen Houston, San Diego, Nueva York y Los Ángeles, con cuatro presentaciones en The Forum, antes de terminar el 27 de noviembre en Sacramento, California.