Messi es un devorador de récords y cualquier marca negativa también resulta llamativa como sus logros y esta tiene mucho que ver con los malos resultados del Barça en los últimos años. Lio lleva más de seis años sin marcar un gol en cuartos de final de Champions League.

Concretamente desde la ida de la eliminatoria ante el PSG en el Parque de los Príncipes (2-2) de la temporada 2012-13. Aquel año el Barça cayó en semifinales ante el Bayern por un global de 7-0 con Messi lesionado.

Los tres últimos años han sido nefastos para el argentino. A Messi le toca aparecer este martes en el Camp Nou. Con 22 goles marcados en 31 partidos a equipos ingleses, el crack le ha hecho dos al United en las finales de Roma y Wembley, pero no en el Camp Nou.

Messi es todavía el máximo goleador de la Champions esta temporada y, en cierto modo, en Barcelona la temporada recuerda a la 2014-15. Cuando muchos enterraron el argentino después del Mundial de Brasil y el de Rosario resurgió y llevó al Barça al triplete.