Playas de arena volcánica, rica historia colonial, paz y sobre todo tranquilidad hacen que la hermosa Amapala, ubicada en la Isla del Tigre sea un lugar perfecto para vacacionar en toda época del año.

El Puerto de Amapala fue considerado como el más importante de la zona sur del país.

Conocida también como “La perla del Pacífico”, la isla fue un referente en temas político debido a que en 1833 se fundó el Puerto de Amapala; indispensable para el desarrollo económico de la isla. Es por ello que se le reconoció como el puerto más importante de Hondura en la zona sur.

En 1976 el presidente Marco Aurelio Soto convirtió a Amapala como la capital de Honduras, convirtiéndola en la ciudad más importante de la nación.

El atardecer de Amapala es considerado como el más hermoso de Honduras.

Turismo

Playa Negra: Ideal para ir con amigos o familia, Playa Negra tiene un encanto que hará la estadía del turista placentera. Entre sus atractivos están las cuevas, que se pueden visitar cuando la marea baja. De esta playa se puede visitar la Isla de los Pájaros.

Playa Grande: Es una de las playas más reconocidas de la isla. Se caracteriza por sus playas de arena negra de origen volcánico, lindos atardeceres dignos de postales y por la visita de delfines a las aguas poco profundas.

Cerro El Tigre: Situado a 783 metros sobre el nivel del mar, será un escape si quiere deslumbrar la hermosa vista desde una altura alta. En la cima podrá observar la ciudad de Amapala y lugares de los países vecinos de El Salvador y Nicaragua.

Casco Urbano: Casas de madera, techo de, tejas de abobe y paredes pintadas con colores pasteles harán sentir al visitante como si estuviera en los 1800.

Carrera Eco Turística: Año con año se realiza una carrera que consiste en darle la vuelta a la isla.

Amapala es un sitio que encantará a sus visitantes por sus vistas hermosas, gente servicial y por los mejores atardeceres del país.

La arquitectura de los edificios y viviendas de la isla se han mantenido a través de los años.