Hoy es Domingo de Ramos, una celebración religiosa que marca el inicio de la Semana Santa.

La comunidad cristiana conmemora la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, donde es recibido con palmas, apenas unos días antes de ser llevado a juicio y condenado a morir en la cruz.

Los ramos que simbolizan el ingreso del Hijo de Dios en Jerusalén, comenzaron a ser batidos desde ayer sábado. Los vendedores de las palmas se apostaron para ofrecer a los fieles los ramilletes que han sido bendecidos en la misa de este Domingo de Ramos.

La comunidad católica ha participado esta mañana en diversas actividades. Los creyentes han tomado y elevado sus ramos durante su participación en los oficios de este domingo.

En Tegucigalpa, las autoridades católicas, en conjunto con voluntarios y miembros de su iglesia confeccionaron alfombras sobre el paso de la llamada Procesión del Triunfo.

Decenas de miles de católicos se han unido a la marcha encabezada por autoridades de la Iglesia Católica, junto con un grupo de servidores que han vestido de colores vivos y cargado sobre sus hombros la imagen de Jesús en el recorrido de este Domingo de Ramos.

Las actividades de devoción se han llevado a cabo en las iglesias del país, principalmente aquéllas con mayor membresía en Francisco Morazán, Comayagua y Cortés.