Bayern superó 4-1 al Düsseldorf para amarrar de nuevo el liderato de la Bundesliga tras el triunfo del Borussia Dortmund el sábado ante el Mainz (2-1). El conjunto de Kovac echó mano de la versión más efectiva de Coman para despachar a un rival timorato y enclenque durante todo el choque.

Los bávaros hicieron el 1-0 por intermedio de Coman. A cinco minutos del descanso, Gnabry filtró un balón al desmarque de Kimmich para que el alemán le pusiera un pase de la muerte a Coman, que definió por la escuadra con la zurda al primer toque para el 2-0.

El segundo tiempo Gnabry aumentó la renta poniendo el broche a una gran jugada de estrategia con el 3-0. Lukebakio acortó distancias con el 1-3 y en el descuento, Goretzka aprovechó un balón muerto para certificar una goleada 4-1 que vio venirse desde el inicio del choque.