La Cámara de Representantes de Italia aprobó este martes por unanimidad una enmienda que introduce el delito de “porno vengativo”, es decir de divulgación en internet para vengarse de mensajes vídeos y fotos con contenido sexual explícito sin el consentimiento del individuo que aparece.

El nuevo delito será castigado con una pena de uno a seis años de prisión y una multa de 5.000 a 15.000 euros.

La pena además aumentará si el autor del delito ha tenido una relación sentimental con la víctima o si los hechos fueron cometidos a través de instrumentos informáticos.

La enmienda fue presentada por el partido de oposición Forza Italia (partido de derecha fundado por Silvio Berlusconi) y formaba parte del proyecto de ley denominado “Código rojo”, que pretende introducir modificaciones al procedimiento penal para las víctimas de violencia doméstica o de género.

Tomado de ntn24america.com