Kalidou Koulibaly es objeto de deseo de los ‘grandes’ del fútbol europeo y el Nápoles lo sabe. El central senegalés costó al conjunto napolitano unos 10 millones de euros, pero ahora su club no piensa venderlo por menos de 150.

Así lo asegura La Gazzetta dello Sport, cuya información incide en la postura del controvertido Aurelio de Laurentiis de “no poner nada fácil” la salida de su pilar defensivo.

Pese a ello, y según apunta ‘Daily Mail’ desde el Reino Unido, el Manchester United sería el único club dispuesto a pagar esa desorbitada cifra pues ha fijado en Koulibaly su refuerzo prioritario para el próximo verano.

Hay que recordar que el Nápoles suele sacar un gran rendimiento de sus ventas: 90 millones por Higuaín a la Juventus, 65 por Cavani al PSG o 57 por Jorginho al Chelsea, son solo alguno de sus mejores ejemplos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here