Los pronósticos sobre las condiciones climáticas que prevalecerán en el país entre abril y julio son patéticos.

Se espera que los efectos del fenómeno de El Niño impacten no solamente en el corredor seco, sino que se extenderán significativamente hacia otras regiones.

Los análisis meteorológicos revelan que, este año, la canícula se prolongará más de lo previsto, el comportamiento de las lluvias será especialmente irregular y las temperaturas máximas registrarán un aumento entre 0.5  y uno por ciento.

La región sur es una de las más castigadas por la escasez de agua. Los pobladores de Choluteca y Valle reciben agua en intervalos cada vez más prolongados.

Los expertos han presentado un plan urgente que incluye campañas de reforestación, proyectos de micro-riego y otras acciones dirigidas a mantener los niveles de micro-filtración de las cuencas.

También está contemplada la ejecución de programas de cosechas de agua a nivel macro, según lo expuesto este día por especialistas en el rubro, consultados por Diario Matutino.

Los órganos del sector estatal agrícola, tienen en perspectiva extender todas estas obras a otras zonas que están expuestas al cambio climático.

Las dependencias estrictamente vinculadas con la actividad productiva presentarán un folio de recomendaciones a los cultivadores, un calendario tentativo de cosechas y una estrategia de asistencia técnica.

Para amortiguar el impacto de las condiciones climáticas, está proyectado un mapeo de aguas subterráneas, un programa piloto de perforación de pozos en sitios donde no es posible la construcción de reservorios y otras opciones de ayuda a los productores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here