Se reactiva la división en la iglesia ante la propuesta encaminada a que los ministros de la fe y otros miembros religiosos puedan participar abiertamente en las actividades proselitistas.

Hay varios pastores que siempre han buscado la politización de la iglesia, condenó hoy el reverendo opositor, Mario Fumero.

No es posible promover un reino dentro de otro; tampoco que se deje carta abierta a las pretensiones de algunos líderes que quieren alcanzar el poder político, expuso el entrevistado.

En seguida, Fumero declaró: Es bien sabido que la política contamina la religión. No es cierto que si la Iglesia toma el poder, la sociedad entrará en un proceso de adecentamiento.

Si el hombre no experimenta un cambio interno, es imposible que sea un elemento de transformación hacia afuera; por lo tanto, los ministros religiosos no deberían estar comprometidos con ideologías políticas, por dignidad y por respeto, juzgó el reverendo.

¿Deben los ministros mantenerse neutrales en los negocios de la política? Las respuestas reflejan posturas encontradas. Unos aceptan ese reto, otros la condenan.

Frente a quienes sostienen que hay un enorme abismo entre la religión y la política, el pastor Mario Tomás Barahona dijo estar de acuerdo con abrir espacios para que los predicadores tengan voz en los asuntos del país.

Entrevistado por Diario Matutino, Barahona manifestó que se lleva a cabo un recorrido a nivel nacional, con el fin de despertar la consciencia de los hondureños.

Sin embargo, este movimiento es calificado por otros segmentos de opinión como un claro intento de ciertos líderes evangélicos de formar una estructura partidaria religiosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here