La declaración de una emergencia en el sector agrícola ha sido propuesta en el Congreso Nacional.

Dicha moción está fundamentada en los pronósticos sobre la prolongación de la sequía, la drástica disminución de los volúmenes de lluvia y la intensificación de los efectos del cambio climático.

Para el presente ciclo se ha previsto una mayor pérdida de la cosecha; además, la reducción en la disponibilidad de agua y la falta de pasto para alimentar al ganado está provocando la muerte de varios animales en menos de tres meses.

Si esta desgracia no fuese suficiente, las condiciones climáticas son peligrosamente adversas no solamente en el corredor seco, que es la zona que hasta ahora había sido la más castigada por el errático régimen de lluvias.

Se estima que hoy día, la franja más afligida por la sequía se ha expandido hasta abarcar el 60 ó 70 por ciento del territorio nacional, revelan los estudios especializados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here