El criminalista Gonzalo Sánchez reconoció hoy que Honduras ha tenido un gran avance en el tema de seguridad y que eso es positivo en varios aspectos para el país. Hace algunos años, Tegucigalpa y San Pedro Sula se posicionaban entre las cinco ciudades más peligrosas del mundo.

Pero los avances en el combate de la criminalidad han sido muy grandes, ya que en la actualidad Tegucigalpa está a punto de salir de esa lista y San Pedro Sula aparece en la posición 33, según el informe publicado recientemente por la ONG mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

“La información es excelente; eso nos da la pauta de que los organismos de seguridad del Estado y el Gobierno sí han estado trabajando en el combate contra la criminalidad”, dijo Sánchez.

“Lo que pasa es que es una criminalidad muy fuerte, con muchos recursos, dinero, armas, pero eso nos da la pauta de que sí se está combatiendo el crimen organizado y el delito común, y eso es bueno porque nos saca de las ciudades más peligrosas”, añadió.

Sánchez recordó que “andábamos en las 80 muertes por cada 100.000 habitantes; era grave y bajarlo a más del 50 por ciento es un éxito, tanto para el Gobierno como para la Secretaría de Seguridad y la Policía que ha estado trabajando” para lograr ese objetivo, reconoció.