La resolución del Tribunal Supremo Electoral que deja sin efecto la expulsión de un grupo de diputados liberales por causa de no haber acatado la línea partidaria, es parte de una campaña “sucia y vergonzosa” orquestada por el Gobierno.

Tal es lo que se ha resaltado en un comunicado divulgado hoy por el Consejo Central Ejecutivo, en el cual se hace manifiesto textualmente: “Es una acción del régimen ilegítimo. Son maniobras de intimidación que ratifica el estado indefenso que atenta contra los principios democráticos más elementales”.

El escrito señala, en otra de sus partes, que las autoridades electorales persiguen el objetivo de sectores “oscuros y tenebrosos” de la política nacional, el cual no es otro que el descabezamiento del actual Consejo Central Ejecutivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here