El esfuerzo que se ha hecho para disminuir el índice de violencia criminal en Honduras, ha dado su fruto.

Así lo ha enfatizado el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, cuando se ha referido al informe publicado por un organismo internacional en el que las ciudades hondureñas ya no aparecen entre las más inseguras del mundo.

El secretario de Estado dijo que las acciones emprendidas contra las agrupaciones delictivas ha tenido sus buenos réditos, ya que Honduras ha obtenido una significativa reducción en la incidencia que ha ido de 86 homicidios por cada cien mil habitantes a 40 hechos por cada cien mil personas.

En materia de seguridad, el narcomenudeo representa uno de los mayores problemas, puesto que se ha diseminado en el territorio nacional.

Adicionalmente, subrayó el entrevistado, es oportuno anotar que -en un buen porcentaje- las asociaciones irregulares se han movilizado desde las zonas urbanas a las áreas rurales.

En la zona central es evidente la presión ejercida por las maras y pandillas y por los grupos de extorsionadores. Para el caso, ayer se produjeron dos ataques contra el sector transporte, uno en la ciudad capital y otro en San Pedro Sula.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here