La Página. Una fuga de gas amoniaco que sirve para el sistema de refrigeración de pollos y sus derivados, provocó una alerta entre las familias que residen en los alrededores de la empresa y que debieron huir de sus viviendas por el fuerte olor a químico en el ambiente.

La mayor parte de las personas afectadas fueron los residentes de la colonia Guadalupe y de donde tres niños fueron llevados al hospital Molina, por presentar problemas respiratorios.

Se informó que la situación fue controlada por los empleados de la referida fábrica, pero que el producto quedó en el ambiente por varías horas que fue necesario que la alcaldía habilitara un albergue para las personas que querían salir de la zona mientras se disipaba el químico.

Al lugar se hizo presente el alcalde del municipio Juan Pablo Álvarez, agentes de la Policía Nacional Civil y la ministra de Medio Ambiente, Lina Dolores Pohl.

Pohl dijo que la fuga se habría presentado cerca de las 6:30 de la tarde del miércoles, pero que la situación se fue agudizando horas más tarde y que a las 8:00 de la noche ya había pánico entre la población.

“El amoniaco es altamente peligroso. Poco a poco la fuga ha fue controlada por los empleados de la Avícola y esperamos que el problema ya no siga en la noche. Sin embargo, este jueves haremos una inspección a fin de verificar si el problema fue resuelto en su totalidad”, concluyó.

Video insertado