En Honduras unos 200 mil hondureños sufren de epilepsia, de acuerdo con dados de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Marco Tulio Medina, decano de la Facultad, explicó que el padecimiento es detectado desde el punto de vista clínico, por lo que las personas que tienen la enfermedad deben ser atendidas clinicamente.

La enfermedad debe ser detectada a través de un electroencefalografía, tomografía o resonancia, para detectar ese padecimiento.

La epilepsia es un trastorno cerebral en el cual una persona tiene convulsiones repetidas durante un tiempo. Las crisis convulsivas son episodios de actividad descontrolada y anormal de las neuronas que puede causar cambios en la atención o el comportamiento.

La epilepsia ocurre cuando los cambios en el tejido cerebral hacen que el cerebro están demasiado excitables o irritables. Como resultado de esto, el cerebro envía señales anormales, lo cual ocasiona convulsiones repetitivas e impredecibles. (Una sola convulsión que no sucede de nuevo no es epilepsia).

Las crisis epilépticas por lo general empiezan entre los 5 y 20 años. También hay una mayor probabilidad de convulsiones en adultos mayores de 60. Pero las convulsiones epilépticas pueden suceder a cualquier edad. Puede haber un antecedente familiar de convulsiones o epilepsia.

El galeno enfatizó que en algunos casos la enfermedad tiene cura, refirió que algunas se desaparecen al llegar a la edad adulta como; la epilepsia de ausencia de la niñez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here