Actualmente existen muchos alimentos deshidratados en el mercado principalmente de frutas, que las manejan como snacks saludables y realmente no es así, debido a que agregan conservadores para la conservación de dichas frutas como el aspartame, maltodextrina, dextrosa y sucralosa que no son buenas opciones para el cuerpo ya que hace lenta la digestión y produce una intoxicación a nivel digestivo.

Además de esto existen estudios en donde comprueban el daño de estos cuatro azúcares en nuestro organismo, ya que pueden dañar nuestras células, así como provocar la retención de líquidos y aunado a esto producen fatiga mental.

Los alimentos deshidratados son ricos en calorías en comparación con los alimentos frescos. Esto se debe a una reconcentración de nutrientes, es decir, un durazno fresco tiene las mismas calorías que un durazno deshidratado, pero 100 gramos de durazno fresco tiene 3 veces menos calorías que 100 gramos de durazno deshidratado, pasa exactamente lo mismo con el azúcar al entrar en el proceso de deshidratación.

Durante el proceso de deshidratación se pueden perder algunas vitaminas entre las más comunes son: la vitamina A, C, tiamina, riboflavina y niacina, sin embargo se pierden más nutrientes.

Lo ideal sería consumir las frutas fresas y de preferencias las que tienen menor índice glucémico como las que mencionare a continuación:

  • Berries (Fresas, moras, frambuesas, cerezas, etc.)
  • Kiwi
  • Toronja
  • Naranja
  • Mandarina
  • Piña

Existen opciones de verduras deshidratadas que son libres de conservadores y son opción para agregar como snack saludable como es la jícama enchilada, que se puede consumir en cualquier momento del día, ya que esta hecho a base de jícama y una mezcla de chiles secos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here