La masa salarial se incrementó en por lo menos 13 por ciento en el período entre 2017 y 2018.

Un estudio elaborado por expertos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, con datos del Instituto Nacional de Estadísticas, pone en perspectiva que en el referido tiempo el número de empleados públicos pasó de 208,000 a 236,000.

Esto quiere decir que el año recién pasado ingresaron en el aparato estatal 28,000 empleados más en comparación con 2017; es decir, un promedio de 2,300 cada mes.

Dos mil diecisiete es el único año que reportó una disminución en la empleomanía. Pero esta descarga quedó anulada en los doce meses siguientes.

Entre 2001 y 2009, la cantidad de burócratas pasó de 166,000 a 189,500, un movimiento reflejado en 14 por ciento, de acuerdo con el informe presentado por la máxima casa de estudios.

En el ciclo 2014-2018, el bloque de empleados estatales ascendió en un diez por ciento, ya que tuvo una variación desde 214,000 a 236,000 asalariados incrustados en el aparato gubernamental.

Tomando como punto de partida que la meta de recaudación tributaria para este año es de aproximadamente 108,000 millones de lempiras, entonces se concluye que el pago de sueldos y salarios del sector público se llevará la mitad de tales ingresos.

Las autoridades de la Secretaría de Finanzas habían previsto desde el año pasado que la masa salarial no iba a crecer más del ocho por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En sus evaluaciones recientes, el Fondo Monetario Internacional ha hecho hincapié en el control del crecimiento del gasto público, particularmente el que genera la masa salarial.

El organismo internacional, las mismas instituciones de la sociedad civil de Honduras y especialistas en finanzas han establecido que en 2018 se produjo un aumento del ocho por ciento en la masa salarial, superior al cinco por ciento reportado entre 2015 y 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here